El grupo alemán de ingeniería Siemens obtuvo un beneficio neto de 1.531 millones de euros en el primer trimestre de su ejercicio fiscal, lo que representa un incremento del 24,5% respecto al mismo periodo del año anterior, informó la empresa. No obstante, la multinacional germana registró un retroceso del 12% en su cifra de negocio, hasta 17.352 millones de euros, mientras que el volumen de pedidos disminuyó un 15%, hasta 18.976 millones de euros. De este modo, Siemens espera que las condiciones del sector manufacturero y en los mercados financieros mundiales continuarán difíciles en 2010, aunque indicó que actualizará sus previsiones para el presente curso fiscal en la presentación de sus cuentas del segundo trimestre, el próximo 29 de abril.