La directora ejecutiva de gas, electricidad y energías renovables de Royal Dutch Shell,  Linda Cook, ha dimitido por sorpresa y dejará el cargo el 1 de junio, indicó el martes la compañía en un comunicado. Cook, que lleva 29 años en la empresa, desempeñó un papel determinante en la supervisión del mayor proyecto único de Shell -la planta Pearl de gas en Qatar- y de importantes inversiones en gas natural licuado. Cook y Malcolm Brinded, director de exploración y producción, eran candidatos para sustituir al consejero delegado, Jeroen van der Veer, cuando se jubile a finales de junio, pero finalmente el elegido fue el director financiero, Peter Voser.