Royal Dutch Shell confirmó el jueves que un oleoducto nigeriano en el Delta del Níger fue cerrado después de un ataque de la milicia. "Hemos recibido informaciones de un ataque en un oleoducto en el colector de Krakrama, en las operaciones orientales", dijo un portavoz de la compañía en un correo electrónico. "Se ha cerrado la instalación y se ha movilizado un equipo de emergencia para limitar el impacto medioambiental" señaló. Anteriormente el jueves, un portavoz de la principal milicia, el Movimiento para la Emancipación del Delta del Níger, reivindicó el ataque a la instalación.