BG Group  está el martes más cerca de hacerse con el control de Pure Energy Resources después de que Royal Dutch Shell  anunciara que va a vender su participación del 11% en el productor de gas en capas de carbón a BG por 1.030 millones de dólares australianos -660 millones de dólares-, siempre que no aparezca una oferta superior. Pure, con sede en Brisbane, es objeto de una batalla de ofertas entre BG y Arrow Energy, el socio de Shell en Australia. Los socios Arrow y Shell, y BG intentan hacerse con las reservas de gas en capas carbón para poder alimentar cinco plantes de procesamiento de gas natural licuado que se van a construir en el estado australiano de Queensland. BG, que ya tiene el 29% de Pure, mejoró el viernes su oferta por la compañía de 8 dólares australianos hasta 8,25 dólares australianos por cada acción de Pure. La oferta de BG mejora la presentada por Arrow, que posee un 20% de Pure. A pesar de ello, la compañía indicó el viernes que aún está estudiando sus opciones y que no ha descartado aumentar su oferta por Pure.