El fabricante japonés de electrónica de consumo Sharp aumentó un 0,2% su beneficio neto durante el año fiscal 2007, que finalizó en marzo, hasta los 101.922 millones de yenes (974 millones de dólares). Según la compañía con sede en Osaka (centro de Japón) su beneficio se vio impulsado por la creciente demanda de sus pantallas de LCD que comercializa y además distribuye a fabricantes de televisores. Sus ventas se incrementaron en un 9,3%, hasta los 3,41 billones de yenes (32.648 millones de dólares).