Société Foncière Lyonnaise (SFL), filial francesa de Colonial, obtuvo un beneficio neto de 306,4 millones de euros durante el primer semestre del año, lo que supone un descenso del 10,6% respecto al mismo periodo de 2006. La compañía atribuyó este descenso al menor ritmo de revaloración de los inmuebles que componen su cartera de inversión en la primera mitad de este año en relación con el anterior.