Esta será una semana de transición a la espera de contar con referencias macro relevantes y a la reunión de bancos centrales en “Jackson Hole” el 24 de agosto, advierten los analsitas de Renta 4, al tiempo que señalan que tras las caídas en la renta variable desde los máximos del año, aparecen oportunidades interesantes para invertir de cara al medio plazo.

De cara a la próxima semana, y ya entrados en el mes de agosto, donde los volúmenes de negociación están moderando de forma significativa, contaremos con escasas referencias macro y empresariales. De los datos macro, tan sólo destacamos referencias de precios en EEUU, Alemania, España y China, con estabilidad prevista.

Además, los datos de reservas internacionales de divisa (lunes) y de comercio exterior en China (martes) podrían tener impacto en mercado. En principio, creemos que será una semana de transición a la espera de contar con referencias macro relevantes y a la reunión de bancos centrales en “Jackson Hole” el 24 de agosto.

Tras una semana con numerosas compañías alemanas y francesas habiendo publicado resultados, ésta contaremos con muy pocas referencias. En EEUU tan sólo destacamos los de Walt Disney (lunes) y en Europa: Deutsche Post (lunes), E.On, Royal Dutch y Ahold (martes) y Thyssenkrupp y Aegon (jueves).

En cuanto a nuestra visión de mercado, tras las caídas en la renta variable desde los máximos del año, aparecen oportunidades interesantes para invertir de cara al medio plazo, especialmente en Europa (positiva evolución macro y de resultados, reducción de riesgos políticos en Europa, ausencia de rentabilidad en alternativas de inversión), aunque se aprecia que los mercados están más sensibles a la materialización de cualquier riesgo, lo cual podría propiciar niveles de entrada más atractivos.

- Progresiva normalización de las políticas monetarias (ya en marcha en la Fed al que se ha sumado el Banco de Canadá, que acabarán extendiéndose al resto de bancos centrales ante la mejora de la actividad económica). En la medida en que los precios de los activos se han revalorizado de forma muy significativa al calor de las políticas monetarias expansivas, un cambio de sesgo en las mismas podría generar volatilidad en los mercados.

- Macro. Se observa cierta divergencia entre las encuestas adelantadas (más alcistas) y los datos reales de actividad (más moderados). Las encuestas podrían estar acercándose a su nivel máximo. Asimismo, comienza a observarse cierta desaceleración del crecimiento en China que en un momento dado podría volver a pesar sobre los mercados, tal y como sucedió en 2015 y en febrero de 2016.

- Estímulo fiscal en Estados Unidos: riesgo de obstáculos, posible decepción en cuantía y tiempo en la medida en que toda la agenda de Trump se está retrasando.

- Riesgo geopolítico al alza (Corea del Norte, Qatar...).

Desde un punto de vista técnico, los niveles a vigilar son: Ibex 9.600/10.400 – 11.000/11.200, en el Eurostoxx 3.200/3.400 - 3.600/3.800 y S&P 2.100/2.200 – 2.500/2.600 puntos.