Securitas ha comunicado que el beneficio ordinario antes de impuestos ha caído un 4% hasta los 622 millones de coronas suecas durante el segundo trimestre del año, como consecuencia del debilitamiento de los márgenes y a la reducción del crecimiento orgánico. No obstante, la compañía de servicios de seguridad indicó que espera alcanzar una media de crecimiento del beneficio por acción (BPA) del 10% en el futuro. En cuanto al desarrollo futuro, el grupo sueco de servicios de seguridad destacó entre los elementos clave de su estrategia un grado mayor de especialización y una mayor presencia internacional.