El secretario de Comercio de EEUU, Gary Locke, pidió hoy a Pekín una mayor flexibilidad en el tipo de cambio del yuan "porque se aceleraría la recuperación económica global", y destacó la importancia de evitar el proteccionismo. "Si China permitiera una mayor flexibilidad en el tipo de cambio de su moneda y abriera más sus mercados a la importación y la inversión exterior directa, el regreso del mundo al crecimiento se aceleraría".