El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, junto con la secretaria general de Industria, Teresa Santero, presentarán hoy el nuevo Plan 2000E para 2010 y harán un balance de la aplicación del plan durante 2009. Sebastián dará a conocer el futuro de un plan que contempla una ayuda máxima de 2.000 euros para la adquisición de coches de bajas emisiones de CO2, a cambio de entregar para el achatarramiento un vehículo de más de diez años de antigüedad. De los 2.000 euros de subvención, 500 euros los aporta el Gobierno central, otros 500 euros las comunidades autónomas que se han adherido al programa, y los 1.000 euros restantes proceden de las marcas automovilísticas.