El ministro de Industria, Comercio y Turismo, Miguel Sebastián, ha rehusado hacer comentarios sobre el anuncio de la próxima fusión de Iberia y British Airways, alegando que se trata de una "operación empresarial", pero sí garantizó que Competencia asegurará que la misma no perjudique a los usuarios. "No tengo ningún comentario sobre esa operación pero, lógicamente, tendrá que ser evaluada por las autoridades de la Competencia para asegurar que los consumidores no se vean perjudicados", ha señalado el ministro, tras su comparecencia extraordinaria en el Congreso para explicar el Plan de Ahorro Energético.