A una semana de conocer los resultados de los test de estrés, parece que las entidades españolas están más que capacitadas para pasarlas. Eso sí, las que no lo pasen podrán contarse con los dedos de la mano "y ya han sido señaladas por el BdE y el FROB está preparado para inyectar dinero".

Moody´s ha rebajado la calificación de deuda de Portugal a nivel de bono basura. José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney advierte que “tenemos que dejar de creer en las agencias de rating pues, aunque generan tensión, no tiene ningún sentido explicar qué ha pasado hace dos meses para que le bajen cuatro escalones”. Tras las reformas que ha acometido el país, Díez asegura que lo más lógico es pensar que le iban a subir “y lo que es incomprensible es que las agencias argumenten sus decisiones en movimientos del mercado que ellos mismos guían”. Aunque la situación de Portugal es complicada “no creo que hagan default y en ese sentido, estamos igual de tranquilos que lo estábamos antes de conocer la noticia”.

En declaraciones a Radio Intereconomia, el economista jefe de Intermoney asegura que “España no ha tenido ningún problema en ninguna de las subastas de deuda desde que comenzó la crisis, podremos seguir emitiendo – de hecho ya hemos cubierto la mitad de las necesidades del año- y estamos en condiciones para aguantar”. Sin embargo, reconoce que el caso de contagio que más daño le haría sería el default de Portugal.

Respecto a los resultados de los test de estrés, las agencias de calificación han asegurado que el impacto en el rating de los bancos será limitado pero habrá algunos que necesitarán ayuda. Díez ve que los test de estrés entran en competencia directa con la actividad de las agencias “pues ellos hacen estos exámenes y lo cobran”. Sin embargo, en el caso español las condiciones son más duras pues “la agencia europea no considerará la situación anticíclica como capital. Incluso quitando eso, la mayor parte de las entidades pasarán los test”.

Este experto reconoce que se podrán contar con los dedos de una mano las entidades que no pasarán pero “ya han sido señaladas por el Banco de España y el FROB tiene una cantidad preparada para entrar, con lo que creo que España será el único país que enseñe a todas”. Díez reconoce que seguramente habrá entidades alemanas que no pasen los test pero tendrán dinero de sobra. Otra cosa – prosigue este experto- es la política “porque Merkel está vendiendo que Alemania está bien y, aunque marcha por el lado macro, tiene problemas en su sector financiero”.

Sobre las declaraciones de Elena Salgado advirtiendo de que España crecerá en el segundo trimestre, Díez reconoce que “la afiliación a la seguridad social es un buen indicador de empleo y éste del PIB. Si el empleo en el segundo trimestre ha caído menos que en el primero, lo mínimo que creceremos será lo mismo que en el primer trimestre”.