Según aseguró un portavoz del BCE, el viernes la entidad bancaria comenzó a intervenir de en los mercados cambiarios del euro contra el yen.