La aerolínea escandinava SAS ha dicho este miércoles que retirará 15 aviones de servicio en septiembre y octubre y recortará 900 puestos de trabajo en Spanair. SAS, que el mes pasado abandonó un plan para vender Spanair, añadió que las medidas supondrían un ahorro de 90 millones de euros en 2009. Además, ha informado que cancelará nueve rutas no rentables. 'La dirección de Spanair ha anunciado hoy un plan de viabilidad para afrontar la crisis actual que atraviesa la industria como consecuencia de los altos precios del combustible y la caída de la demanda', ha indicado SAS.