El fabricante alemán de software para empresas SAP bajó en el primer semestre su beneficio neto hasta 650 millones de euros (1.020 millones de dólares), un 14% menos que en igual periodo de 2007, por la debilidad del dólar. Según informó hoy la compañía, la facturación mejoró entre enero y junio un 16%, hasta 5.318 millones de euros (8.349 millones de dólares), en comparación con las cifras de los mismos meses del ejercicio anterior. Estas cifras incluyen el resultado de su competidor francés Business Objects.