Santander y BBVA han emitido deuda a un plazo de entre dos y siete años por importe conjunto de 15.700 millones de euros desde enero para afrontar vencimientos de deuda y cubrir sus necesidades de liquidez durante este año y el próximo.
Este importe, superior a la deuda emitida por el conjunto de entidades financieras medianas y pequeñas españolas en lo que va de año, pone de manifiesto que los dos mayores bancos españoles se pertrechan de financiación en los mercados mayoristas para encarar lo que queda de ejercicio.

Santander y BBVA tienen que hacer frente a vencimientos de deuda a lo largo de 2010 por un volumen total de 37.800 millones de euros, lo que significa la mitad del total de vencimientos para este año del conjunto de bancos y cajas de ahorros españoles.

El grupo cántabro ha emitido en los tres primeros meses del año deuda por importe de 10.000 millones de euros, tanto a través de Santander como de Banesto o de Abbey, y afronta vencimientos en el conjunto del año por 29.000 millones. Por su parte, BBVA emitió 5.700 millones hasta marzo y debe cubrir deuda en 2010 por 8.800 millones.

El banco que preside Emilio Botín abrió este año el mercado de deuda bancaria privada el 5 de enero con una emisión de 2.000 millones de euros a tres años, y menos de dos semanas después, el 18 de enero, BBVA le siguió la senda con la colocación de cédulas hipotecarias por otros 2.000 millones a un plazo de siete años.

Según destacó a Europa Press la analista de IG Markets, Soledad Pellón, los inversores de deuda buscan valores con estabilidad por encima de lo habitual, "como Santander y BBVA", y demuestran "una tremenda aversión al riesgo" que les ha hecho reducir la demanda de emisiones públicas, tanto por las dificultades que atraviesa la economía española como por el efecto contagio de la crisis griega.

LA DEUDA BANCARIA COME TERRENO AL TESORO

Los inversores "no se fian tanto del Gobierno, por eso las emisiones de deuda privada le comen terreno a la deuda pública. Se van cada vez más a valores que consideran mas solventes, como Santander y BBVA, que tienen mucho potencial de emisión de deuda", indicó la experta, si bien precisó que las emisiones del Tesoro "se están colocando bien".

Pese a que el Banco Central Europeo (BCE) ha empezado a reducir las facilidades de liquidez, celebra esta semana la última subasta de la 'barra libre' que dispuso para luchar contra la crisis de crédito, y es previsible que suba los tipos de interés en la recta final del año o principios de 2011, Pellón descarta que las emisiones de deuda de Santander y BBVA se vean afectadas.

"Ninguna de las dos entidades ha tenido que recurrir a las emisiones de deuda con aval del Estado", por lo que, si emiten sin problemas sin contar con el respaldo del Reino de España, tampoco tienen obstáculo ninguno para colocarlas con normalidad si baja la demanda de deuda del Tesoro, resaltó la experta.

Concretamente, Santander y BBVA han logrado colocar en el mercado una cantidad equivalente al 15% de las emisiones de deuda equiparables (las de bonos del Estado a un plazo entre dos y cinco años) llevadas a cabo por el Tesoro en lo que va de año, por importe de 104.421 millones de euros.

Las emisiones bancarias de Santander y BBVA se han realizado, sobre todo, bajo la fórmula de deuda senior y cédulas hipotecarias, respaldadas por títulos con garantía hipotecaria.
Imprimir