El Banco Santander anunció hoy la venta de 1.152 oficinas en España al Grupo asegurador británico Pearl por un importe de 2.040 millones de euros, con lo que la entidad obtiene unas plusvalías netas de 860 millones. Según un comunicado enviado hoy por el Santander a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), simultáneamente, la entidad ha firmado un contrato de arrendamiento de esas mismas oficinas por un plazo de entre 45 y 47 años y se reserva un derecho de compra sobre ellas. Esta operación se enmarca dentro del concurso restringido organizado por el Santander para la venta y posterior arrendamiento de una cartera de inmuebles de su propiedad en España, que aún no ha concluido, explica la entidad. Entre ellos, además de las oficinas, se incluyen 44 edificios emblemáticos como la Ciudad Financiera de Boadilla y el palacete ubicado en el Paseo de la Castellana, 24, en Madrid.