Santander, primer banco español, ha obtenido un beneficio neto en los nueve primeros meses del año de 6.740 millones de euros, frente a los 6.720 millones previstos por los analistas y los 6.940 millones de 2008. El ratio de mora crece hasta el 3,03%, frente al 1,71% del mismo periodo del año anterior.