Banco Santander SA anunció que no descarta nuevas compras a medio plazo, tras anunciar la venta por 9.000 millones de euros de Banca Antonveneta, adjudicado junto al Banco Real en la opa por ABN Amro. En una presentación para analistas remitida a la CNMV, el banco descarta el anuncio de compras en el futuro inmediato.
'La incorporación al Santander de Antonveneta habría representado también un interesanta primer paso en Italia en banca comercial. Sin embargo, con dicha compra no lograríamos tener en este país el tamaño suficiente para desarrollar adecuadamente nuestros negocios sin realizar inversiones adicionales significativas', explica el presidente de Banco Santander, Emilio Botín, en una carta dirigida a los accionistas. Respecto al impacto de beneficio por acción (BPA), Santander prevé ahora un impacto positivo en BPA por la incorporación de los activos de ABN Amro, es decir del brasileño Banco Real, de un 1% en 2008, 3% en 2009 y 4% en 2010 frente al, respectivamente, 1%, 4% y 5% anunciados previamente. En cuanto al ROI (retorno de la inversión), Santander espera una mejora del 13% al 19% en 2010 con el nuevo escenario. La venta de Banca Antonveneta a Banca Monte dei Paschi di Siena (BMDP), excepto la filial de banca corporativa Interbanca, supene disminuir el coste de la compra de los activos de ABN Amro a 11.000 millones desde los casi 20.000 millones iniciales, explica Botín en su carta. Además, el Santander no necesitará hacer la ampliación de capital, prevista inicialmente en 4.000 millones de euros. La compra de ABN Amro será financiada con la emisión de valores convertibles en acciones por 7.000 millones de euros y la emisión de deuda subordinada por 4.000 millones, además de otras operaciones de optimización de balance como la venta de inmuebles por unos 4.000 millones. Santander compró Antonveneta por unos 6.600 millones de euros, es decir, que se anotará unas plusvalías de unos 2.400 millones de euros.