Banco Santander y Ferrari sellaron hoy en Monza una alianza por la que el banco se convierte en patrocinador oficial de la escudería a partir de 2010, con una presencia muy relevante de la marca de la entidad financiera tanto en los monoplazas como en la equipación de los pilotos y de los demás integrantes del equipo deportivo durante los próximos cinco años, según nota de prensa.