Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido de 1.604 millones, un 24% menos que un año, según ha comunicado la entidad a la CNMV.

Banco Santander justifica la caída del beneficio por las provisiones para cubrir activos inmobiliario. En concreto, durante los tres primeros meses del año la entidad presidida por Emilio Botín distinó 3.127 millones a provisiones para insolvencias, un 51% más que un año antes.

El grupo bate su récord trimestral de beneficio antes de provisiones, que alcanza 6.280 millones de euros, con un aumento del 9%.

El core capital se ha situado en el 9,11%, cumpliendo con las exigencias de la EBA, para junio de 2012. En criterios BIS II, dicho ratio es del 10,1%.

Se reduce en un trimestre en 1.897 millones su exposición inmobiliaria (suma de crédito inmobiliario y los inmuebles adjudicados).

Los ingresos vuelven a crecer más que los costes, un 8% frente a un 7%, respectivamente, lo que permite que el ratio de eficiencia mejore en cuatro décimas y se sitúe en el 44,7%, el mejor de la banca internacional.

El crédito se sitúa en 746.382 millones y los depósitos alcanzan 651.132 millones, con crecimientos del 5% y del 6%, respectivamente, mejorando la posición de liquidez del Grupo. En España se mantiene el crédito a empresas.

La tasa de mora del Grupo aumenta 0,37 puntos en un año y alcanza el 3,98%. En España sube 1,18 puntos, hasta 5,75%, influida por la caída del crédito. Esta tasa es inferior en más de dos puntos a la del sector. La cobertura de la mora
asciende al 62% en el grupo y al 46% en España, un punto más en el trimestre.

Latinoamérica es la región que más beneficio aporta al grupo, el 52%, (Brasil 27%, México 13% y Chile 6%); Europa Continental aporta el 25% (España 12%, Alemania 5% y Polonia 4%); Reino Unido, el 13%, y Estados Unidos, el 10%.