El Grupo Santander de España formalizó el pasado sábado la entrega de su filial venezolana al Gobierno del presidente Hugo Chávez, que hizo un primer pago de 630 millones de dólares del total de 1.050 millones de dólares acordado por la compra del Banco de Venezuela. Ha sido muy buena negociación para ambas partes (...); no es cualquier cosa la adquisición de un banco de las dimensiones y calidad de gestión que ha caracterizado al Banco de Venezuela, dijo el ministro de Finanzas, Alí Rodríguez, en el acto de transferencia que contó con la presencia del presidente del Grupo Santander, Emilio Botín.