Santander ejecutará definitivamente antes de final de año la ampliación de capital que tiene prevista para financiar parte de la compra de ABN Amro, después de que la retirada de Barclays y el alto grado de aceptación de su oferta den casi por seguro el triunfo del consorcio del que el banco español forma parte junto a Royal Bank of Scotland (RBS) y Fortis, según aseguraron a la agencia Europa Press fuentes cercanas a la operación. El presidente del Santander, Emilio Botín, anunció el pasado mes de junio una ampliación del capital social del banco de 4.000 millones de euros, que podría verse reducida finalmente después de que el Santander obtuviera 2.000 millones más de los previsto inicialmente mediante la colocación de bonos convertibles (7.000 millones frente a los 5.000 iniciales).