Las acciones del Santander bajaban hoy al mediodía un 0,58% después del acuerdo alcanzado el pasado sábado para la fusión entre los italianos banca Intesa y San Paolo, donde la entidad española tiene una participación superior al 8,6% con 158 millones de acciones.
Esta fusión dará lugar a la mayor operación de fusión y adquisición en el sector financiero europeo en los últimos seis años y situará al nuevo banco como el segundo banco italiano por volumen de activos, por detrás de Unicrédito, y al cuarto banco europeo.