El consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, afirmó hoy que la decisión de la Unión Europea sobre la necesidad de devolver deducciones fiscales concedidas a multinacionales españolas por comprar compañías europeas afecta al banco en cuanto a la adquisición de la entidad británica Alliance & Leicester (A&L). "No nos afecta más que exclusivamente a la compra de Alliance & Leicester", dijo el consejero delegado en la presentación de los resultados del banco en los nueve primeros meses del ejercicio 2009, que arrojaron un descenso del beneficio atribuido sin extraordinarios del 3%, hasta 6.740 millones de euros.