Samsung Electronics registró en el cuarto trimestre una ganancia de 3,05 billones de wones (2.630 millones de dólares), lo que representa una ligera pérdida de impulso al tiempo que finalizaba un año de altibajos en el que repuntó desde la pérdida del primer trimestre y registró su segunda mayor ganancia anual. El desempeño del período más reciente fue inferior al récord de 3,72 billones de wones en ganancias trimestrales que Samsung presentó en el tercer trimestre. En tanto, los incrementos en las ganancias operativas de su negocio de chips y teléfonos no fueron suficientes para contrarrestar un pronunciado descenso en sus negocios relacionados con televisores.