El gigante surcoreano Samsung ha ogrado en el tercer trimestre de 2007 un beneficio neto de 2.390 millones de dólares ó 1.707 millones de euros, lo que supone un aumento del 1% en términos interanuales. Según Samsung, este resultado se debe al fuerte aumento de la demanda de sus productos estrella, principalmente microchips y pantallas planas de LCD de más de 40 pulgadas, y a pesar de los bajos precios de los materiales semiconductores.