Samsung Electronics, el mayor fabricante mundial de chips de memoria, ha anunciado su peor resultado operativo trimestral desde el cuarto trimestre de 2001 debido al brusco descenso en los precios de las tarjetas de memoria y a los altos costes de comercialización de sus teléfonos móviles. El beneficio operativo de Samsung Electronics ha sido de 910.700 millones de won en el segundo trimestre, un 23% inferior al del primer trimestre aunque en la parte alta de la horquilla prevista por el mercado.