Se comenta que hay una sensación en el mercado de falta de apetito. Nadie quiere comprar y a esta hora de la jornada es la única explicación convincente que encontramos para explicar el desplome de las bolsas europeas. Volvemos a la primera semana de abril cuando el Ibex 35 tanteaba los 7.700 puntos para abrir un escenario que, algunas analistas, califican como "la peor confirmación" que podría ofrecer. El selectivo está débil, con Inditex desplomado un 4,08%, habiendo perdido la cota de los 94,48 euros por título. 
 
El rango está claro. El selectivo nacional ha firmado un máximo en los 7.992 puntos y el mínimo en los 7.743 puntos  y es evidente que no se mueve de ahí. Finalmente, el Ibex 35 se ha desplomado un 1,83% hasta los 7.803 puntos. Lo ha hecho junto al resto de plazas europeas: el DAX perdió más del 2% - hasta los 7509 puntos - el día que se especula con la posibilidad de que Alemania sea rebajada de calificación. Manuel Chacón, de Iriondo Inversiones reconoce que el selectivo alemán "está ya en zonas de soporte, que son los 7400 puntos, y el VIX ha hecho doble techo". Una tendencia que podría anticipar que la caída "se ha acabado". 

Inditex, ¿listo para cortos?

Entre los valores más penalizados, Inditex se desplomó más del 4% y cerró en los 94.49 euros, tal  y como muestra su cotización en tiempo real. Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión  expone  una idea de trading  "para posicionarse corto en valor con objetivo en los 84.74 euros/84.23 euros, que coincide con la proyección a la baja de la altura del movimiento lateral". Por la parte superior podemos establecer un stop superior al máximo significativo más próximo que se encuentra en 105,95.

De cerca acompañaron a la textil gallega ArcelorMittal y Abengoa, con pérdidas de más del 3% al cierre de la sesión, con lo que mañana comenzarán a cotizar desde los 8.70 euros y los 1.70 euros, respectivamente.  Indra y OHL cerraron el podio de "las más penalizadas" al contabilizar números rojos de más de dos puntos porcentuales, que les dejaron en los 9.21 euros y los 25.47 euros, respectivamente. El valor es una de las apuestas de inversión en un sector  que muestra una doble cara. ¿La cruz? La ponen ACS, Sacyr y Ferrovial que además hoy ceden más del 1%. 

Los negativos también se extendieron al sector financiero. Banco Popular como protagonista al cede un 2.7%, hasta los 0.56 euros. Bankintere recortó el mismo porcentaje y se colocó en los 2.41 euros mientras que CAixabank y Banco Santander contaron caídas de más de un 1%, hasta los 2.60 euros y los 5.15 euros. BBVA fue el que cedió de una forma más ligera y, al ritmo del 0.9%, cerró en los 6.73 euros. 

Del resto de pesos pesados, Repsol e Iberdrola perdieron más de dos puntos porcentuales al cierre - con lo que mañana comenzarán a cotizar desde los 16.08 euros y los 3.73 euros, respectivamente - mientras que Telefónica recortó un 1.2% el precio de su cotización, hasta los 10.46 euros.