La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, aseguró hoy que el decreto ley que regula la creación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) respeta el "bloque de constitucionalidad" de las competencias repartidas entre Estado central y autonomías y es "plenamente respetuoso" con ellas.  No obstante, destacó que su objetivo es garantizar una "intervención ágil y eficaz" del Banco de España "cuando sea necesario", evitando que peligre la viabilidad de unas entidades que pueden entrar en riesgo "en los próximos meses".