La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, defendió hoy sus previsiones económicas frente a las del FMI, que a su juicio son excesivamente pesimistas porque no tienen en cuenta los últimos datos del sector exterior y la vivienda, según dijo hoy en una rueda de prensa.