La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, defendió hoy los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2010 como instrumento para mitigar el impacto de la crisis económica y sentar las bases de una recuperación que irá cobrando impulso a lo largo del año 2010, pero que no estará exenta de riesgos a pesar de contar con unos fundamentos "muy sólidos". Así lo puso de manifiesto Salgado en el Congreso de los Diputados durante su intervención en el debate de totalidad de los Presupuestos de 2010, donde aseguró que las cuentas públicas deben ser el instrumento político que sirva para estimular la recuperación económica, proteger a los que tienen más dificultades y empezar a contribuir a crear un nuevo modelo de crecimiento "más equilibrado".