El grupo francés de materiales de construcción Saint-Gobain recortó el jueves sus previsiones de beneficio tras experimentar una ralentización de la actividad en Europa que redujo sus beneficios recurrentes semestrales un 4,2%. Saint-Gobain indica ahora que prevé que los beneficios anuales operativos y netos estén en niveles 'cercanos' a los de 2007, mientras que antes esperaba un crecimiento 'moderado'. En el primer semestre el beneficio operativo alcanzó los 2.005 millones de euros, por debajo de los 2.093 millones del periodo equivalente de 2007, mientras que el beneficio neto ajustado subió de 1.067 a 1.101 millones de euros, ambas cifras ligeramente superiores a los consensos de analistas de Reuters de 1.969 y 1.003 millones de euros.