La cadena de supermercados británica J Sainsbury mejoró sus ventas subyacentes un 3,4% durante su primer trimestre fiscal, manteniendo las proyecciones anuales sin cambios. El tercer mayor grupo de supermercados del Reino Unido indicó que sus ventas aumentaron un 8,1% en las 12 semanas hasta el 14 de junio. Excluidas las ventas de tiendas de reciente apertura y el combustible, las ventas se incrementaron un 3,4%. En el trimestre anterior, se incrementaron un 4,1%. El precio del combustible ha aumentado alrededor de un 20% durante el último año, aunque su impacto sobre el beneficio ha sido marginal. Afirma que las condiciones del mercado fueron difíciles en el primer trimestre, y aunque espera que continúen siendo complejas durante el resto del año, mantuvo su proyección anual invariada.