La cadena de distribución británica Sainsbury registró unas ventas récord durante la temporada de Navidad, lo que impulsó sus resultados del tercer trimestre, según explicó el grupo en un avance de sus cuentas del periodo. Concretamente, la contención de los precios, junto con la afluencia de más clientes y la apertura de más tiendas han dado como resultado un aumento de las ventas navideñas del 6,2%.