Alfredo Sáenz, consejero delegado de Santander, y Ana Patricia Botín, presidenta de Banesto, han optado por cobrar en efectivo el último dividendo de 0,12 euros por acción de Santander, abonado el 4 de noviembre. El banco dio la posibilidad a sus accionistas de cobrar el importe en títulos de la entidad, pero ellos lo rechazaron explícitamente.