Sacyr y el grupo francés Eiffage tienen mañana una nueva vista en el Tribunal de Comercio de Nanterre, en las proximidades de París. Una citación que se inscribe en el contencioso que ambas compañías mantienen sobre la validez de la junta de accionistas de la participada de Sacyr.
Esta vista se celebrará apenas dos días después de que el supervisor bursátil francés, la Autorité des Marchés Financiers (AMF), dictaminara que Sacyr ha actuado de forma concertada en Eiffage y le instara a formular una oferta pública de adquisición de acciones (OPA) sobre esta empresa gala en metálico. De hecho, fue este tribunal el que solicitó a la AMF que se pronunciara sobre la OPA de Sacyr sobre Eiffage, de la que ya es primer accionista con el 32,3% del capital, antes de la vista prevista para mañana jueves. Pese a ello, las mismas fuentes indicaron que no se espera que el Tribunal de Nanterre dicte mañana resolución alguna, y que la vista sea una más del proceso. Además, el informe negativo de la CNMV gala a la oferta de Sacyr abre una nueva vía judicial en la 'batalla' por la toma del control de Eiffage, dado que el grupo que preside Luis del Rivero ha anunciado que recurrirá la resolución de la AMF ante el Tribunal de Apelaciones francés. En la vista anterior en Nanterre, Sacyr expuso al tribunal los argumentos de la denuncia que interpuso ante esta instancia judicial para pedir que se anule la última junta de Eiffage. Reiteró que el presidente de la empresa francesa, Jean-François Roverato, actuó de forma "ilegal" al suprimir derechos de voto a los accionistas españoles acusándolos de concertación "sin prueba alguna" y, además, denunció que son los socios franceses de Eiffage quienes habían actuado en concierto en contra de los españoles. RAYET Además, el juez de este tribunal deberá informar también mañana a Rayet de la fecha en que tendrán una nueva vista en la denuncia que esta inmobiliaria, titular del 4,21% de Eiffage, también interpuso contra la junta de la empresa francesa. La inmobiliaria también está pendiente de que este tribunal se pronuncie sobre si dicta o no medidas cautelares para suspender la ejecución de los acuerdos de la junta de Eiffage en tanto concluye el proceso judicial. El tribunal ya dictó una primera sentencia el pasado mes rechazando esta demanda de medidas cautelares, con lo que su nueva resolución será fruto del recurso que entonces interpuso Rayet.