Sacyr Vallehermoso mantiene un préstamo de 878 millones de euros que le otorgó su filial de patrimonio Testa en 2004 con el fin de "maximizar" los recursos financieros del grupo y de las empresas que lo componen. Del total del crédito, 832,95 millones de euros están clasificados como de largo plazo y los 45,06 millones restantes, a corto plazo, según la información adicional a la auditoría de 2008 remitida por Testa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El crédito no tiene vencimiento definido ya que se entiende tácitamente prorrogado, "salvo que exista denuncia en plazo por una de las partes".