Sacyr-Vallehermoso ganó 946,4 millones de euros en 2007, el 74,5% más, gracias a sus participaciones en Repsol y Eiffage, que aportaron 690,8 millones en total al resultado neto. Según las cuentas remitidas hoy por el grupo constructor, el 20,01% que tiene en Repsol supuso un impacto en el beneficio de Sacyr de 417,3 millones, mientras que el 33,2% que controla en Eiffage le reportó unas ganancias de 273,5 millones.La cifra de negocio de la compañía alcanzó los 5.759,8 millones de euros, lo que supone un incremento del 23%, sobre todo gracias al comportamiento del negocio de construcción, que registró 3.346,2 millones, con un aumento del 27,7%.En concreto, la constructora Sacyr aportó 2.619,5 millones (el 33,7%) mientras que la actividad que desarrolla en Portugal a través de Somague supuso 726,7 millones (el 9,8% más).
Cartera de obrasEl grupo presidido por Luis del Rivero señala que la cartera de obras asciende a 6.022,1 millones de euros (el 6,8% más), lo que garantiza "importantes crecimientos de la actividad a futuro".El negocio de promoción residencial
, que Sacyr desarrolla a través de Vallehermoso, alcanzó los 1.400 millones de euros de facturación (el 12,3% más), mientras que el de patrimonio, que gestiona a través de Testa, aportó 263,8 millones de euros (el 5% más).En el área de concesiones, el crecimiento del 33,8% en los ingresos, hasta los 558 millones, responde según el grupo a la "favorable evolución del tráfico en las concesiones de autopistas del grupo, al incremento de las tarifas, a la incorporación de Europistas y a la puesta en explotación de varias adjudicaciones". La cartera de ingresos a futuros alcanzó los 87.303,2 millones, el 12% más, y se apoya básicamente en Itínere, con 65.861,5 millones.La
actividad de servicios registró un aumento del 23,6% hasta los 633,1 millones de euros, como consecuencia del crecimiento orgánico de la actividad de Valoriza, en especial, en los sectores de agua y multiservicios.España, mayor área de negocioPor zonas geográficas, la mayor parte del negocio (un 78,9%) se generó en España, mientras que un 13,8% provino de Portugal -por la actividad de Somague y de Valoriza-, y el resto un 7,3%, a través de su negocio en Chile -que recoge los ingresos de las concesiones en explotación- y los alquileres de inmuebles de Testa en Miami y París.El resultado bruto de explotación o Ebitda se situó en los 1.277,4 millones de euros, el 19,9% más.A 31 de diciembre, la deuda neta del grupo ascendió a 19.726 millones de euros, frente a los 18.357 millones de 2006.