El consorcio participado por Sacyr que resultó adjudicatario de las obras de ampliación del Canal de Panamá ha recibido un primer pago anticipado de este contrato por importe de 300 millones de dólares (208 millones de euros), informó hoy la empresa.  Se trata del primero de los tres anticipos establecidos en el pliego de adjudicación, que las empresas destinarán a la compra de plantas de machaqueo, de hormigón, de enfriamiento de áridos y de equipos de generación, además de equipos de movimientos de tierras y maquinaria auxiliar.