Sacyr Vallehermoso (SyV) ha presentado una demanda ante el Tribunal de Comercio de Nanterre contra su participada francesa Eiffage por privar de derecho de voto en su reciente junta de accionistas a un conjunto de 89 accionistas españoles.
En conjunto, esos accionistas tienen alrededor del 18% del capital de la empresa gala acusándoles de supuesta concertación, informaron hoy a Europa Press en fuentes de la constructora. El grupo que preside Luis del Rivero, primer socio de Eiffage con el 33,2% de su capital, pretende que se declare nula la junta de la empresa francesa. Esta demanda se cruza con la que ayer presentó Eiffage al Tribunal de Alta Instancia (TGI) de París para denunciar supuesta concertación entre los accionistas españoles de la compañía francesa. En caso de que la compañía francesa logre probar la supuesta concertación, las autoridades galas podrían obligar a Sacyr a presentar una oferta pública de adquisición de acciones (OPA) por el 100% de la compañía a un precio estipulado en efectivo. Eiffage cifra este precio en 129,3 euros por título, lo que eleva la operación a unos 12.000 millones de euros. Por contra, la OPA que el grupo español tiene actualmente formulado sobre el 66% de Eiffage que aún no controla propone un canje de acciones a razón de 12 títulos de Sacyr por cada cinco de la francesa. A estas denuncias se suma la solicitud que la asociación de accionistas minoritarios de Francia (Association des Petis Porterus Actifs, APPAC) ha elevado al supervisor de los mercados galos, la Autorité de Marchés Financieres (AMF), para que investigue una supuesta concertación entre el colectivo de empleados de Eiffage accionistas de la empresa y la entidad pública Caisse des Dépots, según indicaron en fuentes cercanas al caso. Según la APPAC, el comunicado que la entidad emitió la víspera de la junta de Eiffage en el que expresaba su apoyo a la dirección de la compañía puede constituir una indicio de concertación. Los trabajadores de la empresa francesa son también sus segundos máximos accionistas con el 22,4% de su capital, y Caisse des Dépot el tercero, con un 8,5%. SIN VOLUNTAD DE 'OPAR' EN EFECTIVO Por su parte, el presidente de Sacyr aseguró que el grupo no tiene voluntad de pagar parte de su OPA en efectivo. En una entrevista que hoy publica el diario galo 'Le Figaro', indicó que su propuesta de canje de acciones se enmarca en su pretensión de contar con socios franceses y de que Eiffage siga siendo "una empresa francesa, con dirección francesa y cotizada en Francia". Del Rivero rechaza que Sacyr esté expuesto a las incertidumbres que actualmente afectan a las inmobiliarias, argumentando que este negocio es uno de los cinco de los que se compone el grupo, cuyo valor de mercado se ha quintuplicado desde 2003. En la entrevista considera que el rechazo de Eiffage a la entrada de Sacyr en su consejo no es un problema de nacionalidad, sino la pretensión del presidente de la francesa, Jean-François Roverato de defender su puesto. Asimismo, insiste en que Sacyr defenderá el empleo en la empresa francesa y en que no pretende desmantelarla, sino contribuir a su desarrollo, "gracias a la complementariedad de ambos grupos".