Sacyr Vallehermoso ha cerrado la venta de la participación del 33,3% que tenía en el capital social de Eiffage, constructora gala de la que era primer accionista, con lo que ha ingresado los 1.920 millones en que se acordó la operación, según ha informado el grupo. La compañía destinará este importe a cancelar los préstamos vinculados a su inversión en esta empresa (unos 1.713 millones de euros a cierre de 2007) y a reducir el endeudamiento corporativo.