La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair ha anunciado la ruptura de sus negociaciones con la estadounidense Boeing para la compra de 200 aviones nuevos. La decisión anunciada hoy no afecta a un acuerdo previo para la compra de 112 Boeing 737 durante los próximos años. La compañía ha explicado que la empresa quiere reducir su crecimiento y su inversión de capital más allá de 2012 para maximizar los beneficios de sus accionistas.