La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair asegura que reducirá un 40% la capacidad de sus vuelos de invierno en el aeropuerto de Stansted.  A partir de octubre, el número de aviones en Stansted se reducirá de 40 a 24 y el número de vuelos semanales se recortará un 30%, lo que reducirá en 2,5 millones el número de pasajeros en el aeropuerto entre octubre y marzo de 2010, señaló la aerolínea.