La aerolínea de bajo coste irlandesa Ryanair demandará a la Comisión Europea por sus "reiterados fallos" a la hora de tomar medidas ante las ayudas estatales que recibieron Air France, Lufthansa, Alitalia y Olympic Airways, y que fueron denunciadas por la 'low cost' en "varias ocasiones" ante la Comisión. La aerolínea recalcó que estas quejas suponen "cientos de millones de euros en ayudas estatales ilegales", que fueron concedidas por los Gobiernos de Francia, Alemania, Italia y Grecia como ayuda a sus compañías de bandera. En este sentido, el encargado de asuntos reguladores, Jim Callaghan, señaló que parece que la Comisión Europea aplica "una norma" a las aerolíneas de bandera y a los principales aeropuertos, y "otra diferente" a las compañías de bajo coste y a los aeropuertos secundarios, en referencia esto último al caso del aeródromo belga de Charleroi.