Rusia presiona a la compañía Deutsche Lufthansa para que desplace su plataforma de operaciones de Asia central a una localidad rusa, Krasnoiarsk o Novosibirsk, ha revelado el Financial Times Deutschland, lo que explica la prohibición de sobrevolar su territorio . 'Hemos hecho llegar un correo a nuestros colegas alemanes el 22 de octubre en el que proponemos utilizar en el futuro Krasnoiarsk o Novosibirsk como plataforma de operaciones', ha declarado el portavoz del ministerio ruso de Transportes. Por ahora Lufthansa utiliza el aeropuerto de Astana, en Kazajstán, como base en la región para la distribución de carga.