En los últimos meses venimos asistiendo a un buen comportamiento de la generalidad de índices emergentes, los cuales rompen al alza las tendencias bajistas desde los máximos de 2010-2011. En pasados meses hemos expuesto casos como los de La India y China, recientemente otros como Chile o Rusia hoy.

Las rupturas de las tendencias bajistas desde aquellos años han venido de la mano, en su mayor parte, de una estabilización en las políticas de tipos de interés y control de la inflación.

Si miramos los indicadores rusos, no constituyen una excepción. El índice de inflación se coloca actualmente en los niveles más bajos de los últimos años, con una política de tipos de interés bajos.





Estas rupturas de tendencias bajistas han provocado que el comportamiento de estos índices tomen el relevo a índices como el S&P500 en su ratio relativo:



Si miramos otros indicadores macroeconómicos y los comparamos con su índice bursátil, sugieren la cercanía de una recuperación de los primeros. En este sentido, apreciamos debajo el índice de producción industrial ruso, el cual estabiliza las caídas desde mediados de 2011, comparado con el índice RTSI de la bolsa rusa:





Pensamos que la ruptura de la directriz bajista desde 2010 y los síntomas alcistas en los indicadores técnicos bursátiles estarían anticipando un proceso de recuperación en los próximos meses, el cual puede ser aprovechado invirtiendo vía fondos de Rusia (renta4 Europa del Este) o a través del principal ETF que replica la renta variable rusa, el RSX



Recomendación: COMPRAR ETF RSX