El ministro de Economía del Reino Unido, Alistair Darling, anunció hoy, en la presentación de sus últimos presupuestos antes de las elecciones de mayo, una inversión de 2.500 millones de libras (2.780 millones de euros) para impulsar el crecimiento económico, un aumento de los impuestos a las rentas altas y una reducción del nivel de endeudamiento previsto en el mes de diciembre.