El grupo británico Rolls Royce redujo su beneficio neto a la mitad en el primer semestre de 2007 hasta los 306 millones de libras (450 millones de euros), frente a los 619 millones del mismo periodo del año pasado. Rolls Royce se ha visto afectada por la debilidad del dólar y por el encarecimiento de las materias primas.