Las farmacéuticas rivales de la francesa Sanofi-Aventis esperan beneficiarse de una posible vinculación entre el cáncer y la insulina de acción prolongada Lantus, que provocó que los analistas recortaran sus pronósticos de ventas del producto. Entre los beneficiados podrían estar la danesa Novo Nordisk -sólo si su insulina Levemir no cae en los mismos problemas- así como los fabricantes de dos nuevos tipos de medicinas para la diabetes, conocidas como GLP-1s y DPP-4s. Las acciones de Novo Nordisk, líder mundial en el cuidado de la diabetes, saltaban un 5 por ciento mientras el grupo buscaba distanciarse de Lantus subrayando las diferencias técnicas de sus versiones artificiales o análogas de insulina. Los títulos de Novo habían caído un 6 por ciento la semana pasada.